miércoles, 30 de noviembre de 2011

lunes, 28 de noviembre de 2011

Nada del otro mundo



Volvía de una reunión técnica de esas que quitan la afición y llegué un poco temprano a la estación; me metí en la librería: Coelho, Zafón y otros lópeces bestsellers que mi personal gusto rechaza, sin que por ello me parezca imprescindible enviar a la hoguera a sus lectores, hasta que un libro de Haruki Murakami, El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas me llamó desde su altar, y con un precio aceptable, dadas las circunstancias.
Pero luego, remoloneando antes de decidirme, me topé con Nada del otro mundo de Antonio Muñoz Molina, que incluye una colección de relatos cortos, aunque cotizando casi al doble que el de Haruki. Caramba, relatos cortos de este amigo, no lo he dudado.
Una de las cosas de la palabra escrita es que se hacen amigos unilaterales, y Antonio Muñoz Molina es mi amigo de esa forma, ya que por su parte no tiene el gusto de conocerme, qué le vamos a hacer. Más unilateral es la amistad cuando la contraparte es un muerto, una de las grandezas de lo que el filósofo Karl Popper llamó el mundo tres: la obra escrita que pervive fuera de las personas, en unas letrillas escritas en algún sitio, unas letrillas que hablan directamente y sin intermediarios a quien quiera leerlas.
Me ha sucedido que nada más empezar a leer este libro me he encontrado cómodo, y mira que estaba subido en un taburete de una ruidosa cafetería de Atocha, pasando ese calor calefactado del (casi) invierno madrileño, ambiente nada propicio a la concentración.

Sólo me he leído de momento el primer relato, el más largo, que da título al libro, pero suficiente para recomendarlo, y especialmente por tratarse de relatos cortos, un género que el amigo cultiva poco o nada, más bien se dedica al librazo de a kilo, como la noche de los tiempos, libro que aún siendo gordísimo hay que leer.

Voy a pegar un par de párrafos, en una elección muy personal que incluso para algunos podría provocar rechazo. En fin.

No tengo la menor nostalgia de entonces. La nuestra era una bohemia tonta y pobre, de cubalibre por litros, tabaco negro y pisos de alquiler...
En aquella arcadia de las oficinas militares, donde la negligencia y la pereza, virtudes para las que siempre estuve muy dotado, alcanzaban extremos de insuperable perfección...

Hasta luego, amigo, nos vemos en El hombre sombra.

domingo, 27 de noviembre de 2011

La Fuente de la Corcha

Excursión micológica a la Fuente de la Corcha 26/11/11. Asociación Micológica Hispalense Amanita Muscaria.

Es zona de alcornoques con manchas de pinos, todo bastante poblado de matorral de jaras, aulagas, etc.
Se vieron, en cuanto a setas comestibles, Amanitas cesareas, Macrolepiotas, hermosos Boletos, por supuesto que Suillus, algún Lactarius deliciosus. También dos menos recolectadas que traigo:

Lactarius rugatus
Lactarius rugatus
Lactarius rugatus


Y la otra, ¡cuidado!, por si acaso, no me la como ni la recomiendo, la Clitopilus prunulus, la molinera, que puede confundirse con Clitocybes venenosos.
Tiene un característico olor agradable a harina, como cuando se prepara la masa. Láminas decurrentes y frágiles y esporada rosa. Pongo enlace a una ficha muy completa:

http://www.amanitacesarea.com/clitopilus-prunulus.html

Clitopilus prunulus
Clitopilus prunulus
En la foto están un poco demacradas: han pasado la noche durmiendo sobre un papel, lejos de su casa. Pero han dejado la huella de esporada, esas huellas rosa sobre el papel en las que se ve la traza de las laminillas.

También había innumerables setas no comestibles y tóxicas, pero perdonad, soy más micófago que micófilo. Bueno, traigo una foto de la Amanita muscaria, la patrona, ¿matrona? de la Asociación Micológica Hispalense, etc, de la que tengo el gusto de ser socio advenedizo, casi adventicio. Ah, los tibios.

Amanita muscaria
Amanita muscaria

Había setas, sí, pero había más gente que setas.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Lecturillas

DE NOTAS DE LA CHARLA DE ELISA (omnium tertuliorum 18/11/11)
Completadas con extracciones de la wikipedia.

El monje es una novela gótica escrita por Matthew Gregory Lewis, que se publicó por primera vez en 1796. Lewis la escribió antes de cumplir los veinte años

Me he prometido no leer nada de nadie de menos de 40, salvo salvedades; reflexión del Menda.

El Cuervo - Alan Poe

La dama de blanco (The Woman in White) es una novela epistolar escrita por Wilkie Collins en 1859, serializada de 1859 a 1860 y publicada por primera vez en forma de libro ese último año.


Primera edición estadounidense. 1860.
Está considerada como una de las primeras novelas de misterio, y también como una de las primeras (y de las mejores) del subgénero inglés llamado sensation novel.
La historia puede ser considerada como un ejemplo precoz de la novela policíaca, con el héroe, Walter Hartright, empleando muchas de las técnicas propias de los detectives privados. El uso de narrativas múltiples se basa en la formación jurídica de Collins, lo cual podemos ver señalado en el preámbulo de la obra con las siguientes palabras: "la historia que aquí se presenta se le dirá por más de una pluma, como la historia de un delito contra las leyes se cuenta en el tribunal de justicia por más de un testigo".

¡Bien! (Sugerencia: Rashomon, de Ryunosuke Akutagawa)

¿Quién mató a Palomino Molero? es una novela del escritor peruano Mario Vargas Llosa, publicada por primera vez en 1986. El libro del Premio Nobel de literatura 2010, comienza con el descubrimiento de un cuerpo brutalmente asesinado de un joven recluta llamado Palomino Molero, de una cercana base militar en el norte de Perú. Vargas Llosa utiliza la estructura de una novela policiaca para examinar el lado oscuro de la naturaleza humana, la corrupción política y los prejuicios de clase en el Perú de los años 1950.

Voy.

Leonardo Padura Fuentes (La Habana, 1955) es un novelista y periodista cubano, conocido especialmente por sus novelas policiacas del detective Mario Conde. El Gobierno de España concedió en 2011 la ciudadanía de ese país a Padura, quien sigue viviendo en Cuba[1]


No he podido resistirme a poner este libro: muy joven leí “Mi vida”, de León Trotsky, donde contaba lo bien que quedaban los bolcheviques con los abrigos de cuero negro (fue sastre). No contaba cómo lo apiolaron en México, eso saldría en el epílogo.

Walter Ellis Mosley. Escritor y profesor universitario estadounidense (Los Angeles, California, 12 de enero de 1952). Un autor que goza de una excelente reputación entre la crítica especializada pero reconocido mundialmente por la serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Easy Rawlins

El Cartero siempre llama dos veces es una novela negra publicada en el año 1934 por el autor norteamericano James M. Cain.
La novela fue bastante exitosa y cobró bastante notoriedad desde su publicación. Ha llegado a ser reconocida como una de las novelas criminales más importantes del Siglo XX, junto a otras como Cosecha Roja o El sueño eterno. De acciones rápidas y de extensión breve (apenas llega a las cien páginas en la mayoría de ediciones), la mezcla elementos de sexualidad y de violencia causaron conmoción en su tiempo, al punto que las autoridades de Boston llegaron a prohibir su venta.

Siempre me pareció que la película no contaba los dos momentos clave: cuando él pone su vida en manos de ella, que lo salva; cuando ella le devuelve la oportunidad de dejarla morir y él la rescata.

Y AHORA COMPLETAMOS CON OTRAS LECTURILLAS NOTERTULIAS:

Almeida Garret, Viagens da minha terra. Citado por Saramago como mestre de viajantes.

Chaves Nogales, imprescindible su "Vida de Juan Belmonte, matador de toros", pero también otros escritos.

martes, 22 de noviembre de 2011

FUTURO INCIERTO

Ya se empiezan a escuchar negros rumores de recortes y duros efsuerzos para los "priviligiados funcionarios " que tenemos la suerte de tener al estado como Jefe,
Se habla del 20% en el sueldo y peligra navidad, y solo han pasado 48h desde el 20 N .
¿ volveremos a las barricadas , o tendremos simplemente que pasar las vacaciones en Grecia ?

tu cultura

Podeis encontrar una agenda cultural muy completa entrando en google con "Tu cultura "
Es una agenda de la junta , de toda andalucia y de variados temas ( musica , espectaculos, museos ..) tambien te informa de precios y te facilita compra de entradas.

El mar desde la montaña

Mirando desde los miradores de Ourem, Portugal, viendo colinas y llanos hasta muy lejos, muy lejos, me dijo mi compi Ángeles, Pues desde la Peña de Arias Montano, en Alájar, se ve el mar los días claros.
Uuuuuh, me dije, con lo lejos que está, y que en definitiva la Peña no está tan alta. Y ya empecé a imaginarme un chinito de cara redonda con un sombrero de chinito. El chinito sería grandote y yo me subiría al pico de su gorro cónico. Y el gorro sería tal que su borde quedaría tangente, justo tangente, a su redonda cabeza. Suponiendo que yo pudiera ver el borde del gorro, y el borde del gorro estuviera ya en el mar, y no hubiera bultos en el gorro...
Pues, ea, desde el Monte hasta la Playa, allá por el horizonte, ya en en El Portil, hay unos 84 km en línea recta. Y la Peña levanta 574 metros.
Pasa que la cabeza del chino no es redonda del todo, digamos que donde se sitúa el pico del sombrero queda entre el Polo, con radio 6356 km, y el ecuador, con radio 6378. No importa, veremos los dos puntos de vista para comparar.
Tenemos, por tanto, pintado el círculo, del que conocemos el radio. Sabemos también la altura h de la Peña. Vamos a calcular el vuelo del gorrito "d". La fórmula está ahí pintada, y la aplicamos con alegría a los dos radios extremos, polar y ecuatorial, sin olvidar que 574 m son 0,574 km.
¡Chin! 85,42 y 85,57 km.

¡El gorrito llega al agua! Puá, pero seguro que algún monte se interpone en nuestra visuá.

Pero no, que siempre quedan por abajo.

Así que la conclusión es que podría ser, y habría que verlo, como dijo Ángeles. Pero, ¿y lo bien que nos lo hemos pasado?

Otro día hablaremos de Eratóstenes, un griego de los tiempos de Pericles (o así) que calculó el radio de la Tierra, bastante bien para sus medios.

Sísifo, Popper

Advertí luego a Sísifo, presa de recias torturas.
Iba a fuerza de brazos moviendo un peñón monstruoso
y, apoyándose en manos y pies, empujaba su carga
hasta el pico de un monte; mas luego, llegado ya a punto
de dejarla en la cumbre, la echaba hacia atrás su gran peso;
dando vueltas la impúdica piedra, llegaba hasta el llano
y él tornaba a empujarla con todas sus fuerzas. Caía
el sudor de sus miembros y el polvo envolvía su cabeza.
Odisea, canto XI, 593

Le preguntaron a Popper si (como dijo Albert Camus) había que imaginarse a Sísifo dichoso. Seguro, respondió Popper. Sísifo se prometía subir la piedra, dejarla un poco más allá, aunque luego se cayera. Soñaba con mejorar su posición, y en este sentido Sísifo podía tener un plan de vida satisfactorio.

A pesar de la impúdica piedra, que cada vez contraría nuestras esperanzas en el peor momento.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Izquierda, izquierda, derecha, derecha

Alante y atrás. La yenka.

Dice África que la han llamado para una encuesta de un Organismo Público Encuestador. Le preguntan cómo se identifica entre 0 extrema izquierda y 10 extrema derecha. Y yo me digo, ¡un momento!

¿Dónde ponemos la tiranía?, para irme al lado opuesto. Pero la tiranía la tenemos por los dos lados. Vaya. ¿Qué cualidad podemos poner en un eje para que pueda hablarse de dos polos?
¿Estatalismo? No
¿Libertad? No

Necesitamos al menos otra dimensión: planilandia
Pero a los tiranos de ambos bandos les encanta silenciar otras opciones. Bueno, pero la libertad siempre será una opción de cuatro chalaos. ¡Me lo pido!

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

martes, 15 de noviembre de 2011

Tomar, Portugal, después de la visita

Convento de Cristo: charola o rotonda
Tomar es una pequeña ciudad portuguesa, pequeña pero de las que están siempre en la pomada, fundada en 1160 por Dom Gualdim Pais, Maestre de la Orden del Temple, como avanzada en la reconquista lusa.
Se habla de 30.000 años de fijación humana, de conventos desde el s VII. Vivió el establecimiento de los templarios portugueses, intentos de toma por los musulmanes. También el fin no traumático de la Orden, que en Francia y España fue una carnicería, pero en Portugal un simple cambio de look: de templarios pasaron a Caballeros de la Orden de Cristo.
Fue sede de la Cortes portuguesas convocadas por nuestro Felipe II, que allí fue Filipe I, en 1583. La Unión Ibérica.
El Convento tiene elementos románicos (charola o rotunda), góticos, renacentistas, etc.

Tomar es hoy un concelho de unos 40.000 habitantes, con una estructura territorial similar a las gallegas, es decir, un núcleo principal, en este caso Tomar, con unos 20.000 habitantes, y un sinnúmero de aldeas o freguesías por las que se escampa la otra mitad de la población.

La ciudad está atravesada por el río Nabão, encauzado y sujeto en azud para extraer y domesticar sus fuerzas. Hoy jubilado.

Azud del Nabão. En su lámina se refleja la ciudad.
Santa Marina dos Olivais, s. XIII
Santa Marina dos Olivais
São João Baptista
Y en la Praça da Republica, con empedrado escaqueado, la Igreja de São João Baptista, con su torre adosada de aire centroeuropeo que tiene vida propia. Coincidimos allí con Saramago, que dice, Tem a igreja um pórtico manuelino cuja beleza a nudez da empena torna mais sensível. A torre sineira é uma pesada massa que se recusa a deixar-se integrar na simplicidade exterior do templo. Vale por si, e está ali para o afirmar. Pois sim, José, eu concordo.

Hay más cosas que se quedan para otra vez: la sinagoga, la iglesia de Nossa Senhora da Conceiçao, y más.

Hay que tomar algo en la Praça, en la foto están las mesas, el bareto es de vetusto aroma. Bueno, aroma no es la palabra. El restaurante Bela Vista, junto al río, nos encanta con su pérgola de añosa glicinia, su aspecto de acogedor refugio; lástima que la cena no esté a la altura, y menos de su precio, que no es barato para estos lugares tan baratos. En visita al mercado, viendo un puesto de pescado en el que limpian unas brecas de buen ver preguntamos, dónde o peixe, y nos dicen, entre pescadero y cliente, que el peixe va para el restaurante Baía, que está junto a la Praça da Republica, que mirando la iglesia se coge la calle que sale a la derecha y luego encontramos el Baía en el callejón que sale de nuevo a la derecha, y que no es caro. Y allí vamos sin dudar, y es un localito modesto con sus manteles de cuadros azules, un par de vejetes locales dan cuenta de sus carapaus, y las brecas ya han llegado, ah, porque, mientras, hemos parado en la plaza. Y allí las brecas se llaman besugos, y nos las comemos, aunque sólo cuatro de las seis que vinieron. Decidimos que estaban guardadas para el domingo, pero las comimos el sábado. Vinho branco de Douro. Baía.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Algo más que intermitentes

Según un estudio de I.J. Moreno, de la Universidad Arbitrista de Sevilla, el comportamiento de los conductores ante el intermitente sería revelador de profundas inquietudes personales. En su trabajo se destacan tres estereotipos entre los que, en las observaciones realizadas, NUNCA PONEN EL INTERMITENTE para señalizar un giro; según su propia denominación serían los guapos, los chulillos y los fracasados.

Guapos.- Generalmente al volante de coches relativamente nuevos de gama alta. Parece que consideran que su alto estatus, alcanzado en su consideración gracias a su enorme valía personal, quedaría rebajado en caso de hacer ese gesto de poner el intermitente, gesto que, aunque solo fuera para cuestiones de orden circulatorio,  revelaría que sabe que los demás existen y que tienen con él cierta semejanza, lo que resulta inaceptable. Sexualmente son dados a las pastillas.

Chulillos.- Muy jóvenes, al volante de coches de alta relación potencia/precio, especialmente potencia acústica. Se han criado a la sombra de mamá y papá, un par de desgraciados que creían crecer al dar al nene todos los caprichos a costa de sus propias privaciones. La posición de sus padres como sirvientes a los que se grita y humilla se extiende al mundo universo. Botellona para empezar.

Fracasados.- Tipos de edades próximas a la cuarentena al volante de coches relativamente viejos de gama media-baja. Personas que observan cómo la vida no les da lo que ellos merecen, lo que les produce un sordo resentimiento. Ellos se esforzarían si se les reconocieran sus cualidades, si no lo hacen es precisamente porque sienten que son menospreciados, en relación a su valía. Es fácil que sean padres de un chulillo. Odian a los guapos, aunque en el fondo hay una secreta envidia y deseo de emulación. Sexualmente televisivos.

I.J. Moreno establece también que hay muy poca educación, de lo cual no haría mención el código de circulación ni las ordenanzas viarias.