sábado, 2 de julio de 2011


Hace poco me dio por los cuartetos de Elliot, mira que los entiendo poco, pero algunos trozos que pillo me hacen conectar con cosas que no sabría nombrar sin ellos. Así pues los voy a ir poniendo por aquí acompañados en otra columna con palabras en castellano que pueden servirle a quien quiera leerlos. Por supuesto que no son una traducción. A veces incluso pueden ser una confusión, pero, por si ayudan, ahí van. Empiezo por el primero e iré añadiendo cuando tenga tiempo

(Veo que al publicar se descabalga en paralelismo entre las frases, pero los arreglos que hago no se corresponden con lo que se ve al publicar)

BUIRNT NORTON (No. 1 of 'Four

T.S. Eliot


Time present and time past

Are both perhaps present in time future,

And time future contained in time past.

If all time is eternally present
All time is unredeemable.
What might have been is an abstraction
Remaining a perpetual possibility
Only in a world of speculation.
What might have been and what has been
Point to one end, which is always present.
Footfalls echo in the memory
Down the passage which we did not take
Towards the door we never opened
Into the rose-garden. My words echo
Thus, in your mind.
But to what purpose
Disturbing the dust on a bowl of rose-leaves

I do not know.
Other echoes
Inhabit the garden. Shall we follow?
Quick, said the bird, find them, find them,

Round the corner. Through the first gate,

Into our first world, shall we follow
The deception of the thrush? Into our first world.
There they were, dignified, invisible,
Moving without pressure, over the dead leaves,
In the autumn heat, through the vibrant air,

And the bird called, in response to
The unheard music hidden in the shrubbery,
And the unseen eyebeam crossed, for the roses

Had the look of flowers that are looked at.

There they were as our guests, accepted and accepting.
So we moved, and they, in a formal pattern,

Along the empty alley, into the box circle,

To look down into the drained pool.
Dry the pool, dry concrete, brown edged,

And the pool was filled with water out of sunlight,
And the lotos rose, quietly, quietly,

The surface glittered out of heart of light,
And they were behind us, reflected in the pool.

Then a cloud passed, and the pool was empty.

Go, said the bird, for the leaves were full of children,
Hidden excitedly, containing laughter.
Go, go, go, said the bird: human kind
Cannot bear very much reality.
Time past and time future
What might have been and what has been
Point to one end, which is always present.


Garlic and sapphires in the mud
Clot the bedded axle-tree.
The trilling wire in the blood
Sings below inveterate scars
Appeasing long forgotten wars.
The dance along the artery
The circulation of the lymph
Are figured in the drift of stars
Ascend to summer in the tree
We move above the moving tree

In light upon the figured leaf
And hear upon the sodden floor
Below, the boarhound and the boar
Pursue their pattern as before
But reconciled among the stars.

At the still point of the turning world. Neither flesh nor fleshless;
Neither from nor towards; at the still point, there the dance is,
But neither arrest nor movement. And do not call it fixity,
Where past and future are gathered. Neither movement from nor towards,

Neither ascent nor decline. Except for the point, the still point,
There would be no dance, and there is only the dance.
I can only say, there we have been: but I cannot say where.
And I cannot say, how long, for that is to place it in time.
The inner freedom from the practical desire,
The release from action and suffering, release from the inner

And the outer compulsion, yet surrounded
By a grace of sense, a white light still and moving,
Erhebung without motion, concentration

Without elimination, both a new world
And the old made explicit, understood
In the completion of its partial ecstasy,
The resolution of its partial horror.

Yet the enchainment of past and future
Woven in the weakness of the changing body,
Protects mankind from heaven and damnation

Which flesh cannot endure.
Time past and time future
Allow but a little consciousness.
To be conscious is not to be in time
But only in time can the moment in the rose-garden,
The moment in the arbour where the rain beat,
The moment in the draughty church at smokefall
Be remembered; involved with past and future.
Only through time time is conquered.


Here is a place of disaffection
Time before and time after
In a dim light: neither daylight
Investing form with lucid stillness
Turning shadow into transient beauty
With slow rotation suggesting permanence

Nor darkness to purify the soul
Emptying the sensual with deprivation
Cleansing affection from the temporal.
Neither plenitude nor vacancy. Only a flicker
Over the strained time-ridden faces

Distracted from distraction by distraction
Filled with fancies and empty of meaning
Tumid apathy with no concentration
Men and bits of paper, whirled by the cold wind
That blows before and after time,
Wind in and out of unwholesome lungs

Time before and time after.
Eructation of unhealthy souls
Into the faded air, the torpid
Driven on the wind that sweeps the gloomy hills of London,
Hampstead and Clerkenwell, Campden and Putney,
Highgate, Primrose and Ludgate. Not here
Not here the darkness, in this twittering world.
Descend lower, descend only
Into the world of perpetual solitude,
World not world, but that which is not world,
Internal darkness, deprivation
And destitution of all property,
Desiccation of the world of sense,
Evacuation of the world of fancy,
Inoperancy of the world of spirit;
This is the one way, and the other
Is the same, not in movement
But abstention from movement; while the world moves
In appetency, on its metalled ways
Of time past and time future.


Time and the bell have buried the day,
The black cloud carries the sun away.
Will the sunflower turn to us, will the clematis
Stray down, bend to us; tendril and spray

Clutch and cling?
Fingers of yew be curled
Down on us? After the kingfisher's wing

Has answered light to light, and is silent, the light is still
At the still point of the turning world.


Words move, music moves
Only in time; but that which is only living

Can only die. Words, after speech, reach

Into the silence. Only by the form, the pattern,
Can words or music reach
The stillness, as a Chinese jar still
Moves perpetually in its stillness.
Not the stillness of the violin, while the note lasts,
Not that only, but the co-existence,
Or say that the end precedes the beginning,
And the end and the beginning were always there
Before the beginning and after the end.
And all is always now. Words strain,

Crack and sometimes break, under the burden,
Under the tension, slip, slide, perish,
Decay with imprecision, will not stay in place,

Will not stay still. Shrieking voices
Scolding, mocking, or merely chattering,

Always assail them. The Word in the desert
Is most attacked by voices of temptation,

The crying shadow in the funeral dance,
The loud lament of the disconsolate chimera.

The detail of the pattern is movement,
As in the figure of the ten stairs.
Desire itself is movement
Not in itself desirable;
Love is itself unmoving,
Only the cause and end of movement,
Timeless, and undesiring
Except in the aspect of time
Caught in the form of limitation
Between un-being and being.
Sudden in a shaft of sunlight
Even while the dust moves
There rises the hidden laughter
Of children in the foliage
Quick now, here, now, always—
Ridiculous the waste sad time
Stretching before and after.

(N º 1 de los «Cuatro Cuartetos)

T.S. Eliot


Tiempo presente y tiempo pasado

Están tal vez ambos presentes en el tiempo futuro,
Y el tiempo futuro contenido en el tiempo pasado.
Si todo tiempo está eternamente presente
Todo el tiempo es irredimible.
Lo que pudiera haber sido es una abstracción
Permaneciendo una posibilidad perpetua
Sólo en un mundo de especulación.
Lo que pudo haber sido y lo que ha sido
Apuntan a un final, que es siempre presente.
Eco de pisadas en la memoria
Bajan por el pasaje que no tomamos
Hacia la puerta que nunca abrimos
En el jardín de rosas. Mis palabras resuenan
Así, en vuestra mente.
Pero para qué fin
Perturbar el polvo en un bol de pétalos de rosa
No lo sé.
Otros ecos
Habitan en el jardín. ¿Los seguiremos?
Rápido, dijo el pájaro, encontradlos, encontradlos,
Volviendo la esquina. A través de la primera puerta,
Hacia nuestro primer mundo, seguiremos
La decepción del tordo? Hacia nuestro primer mundo.
Allí estaban, dignificados, invisibles,
Moviéndose sin presión, sobre las hojas muertas,
En el calor de otoño, a través del aire vibrante,
Y el pájaro llamó, en respuesta a
La música inaudita escondida en los arbustos,
Y el haz invisible de la mirada entrecruzada, para que las rosas
Tomen la apariencia de las flores que son miradas.
Allí estaban como huéspedes nuestros, aceptados y aceptantes.
Así pues nos movimos, y ellos, en un patrón formal,
A lo largo del callejón vacío, al interior del círculo encuadrado,
Para mirar hacia abajo en la alberca drenada.
Seca la alberca, seco el hormigón, de marrón bordeada,
Y la alberca fue llenada con agua de la luz solar,
Y los lotos se irguieron, quedamente, quedamente,
La superficie brilló del corazón de la luz,
Y ellos estaban detrás de nosotros, reflejados en la alberca.
Entonces una nube pasó, y la alberca estaba vacía.
Id, dijo el pájaro, ya que las hojas estaban repletas de chiquillos,
Ocultos con excitación, conteniendo la risa.
Id, id, id dijo el pájaro: el género humano
No puede soportar demasiada realidad.
El tiempo pasado y el tiempo futuro
Lo que podría haber sido y lo que ha sido
Señalan a un final, que siempre está presente.


Ajo y zafiros en el barro
Cuajan el eje en el árbol engranado.
La emocionante comunicación en la sangre
Canta bajo cicatrices inveteradas
Apaciguando guerras largamente olvidadas.
La danza a lo largo de la arteria
La circulación de la linfa
Están calculadas en la deriva de las estrellas
Ascienden al verano en el árbol
Nos movemos por encima del árbol en movimiento
En la luz sobre la hoja transfigurada
Y escuchamos sobre el suelo empapado
Debajo, el perro jabalinero y el jabalí
Prosiguen como antes su patrón
Pero reconciliados entre las estrellas.

En el punto inmóvil del mundo que gira. Ni de carne ni descarnada;
Ni desde ni hacia; en el punto inmóvil, allí es la danza,
Pero no la detención ni el movimiento. Y no lo llames inmovilidad,
Donde el pasado y el futuro están reunidos. Ni el movimiento desde ni
Ni el ascenso ni descenso. Excepto por el punto, el punto quieto,
No habría ninguna danza, y sólo hay danza.

Sólo puedo decir, allí hemos sido: pero no puedo decir dónde.
Y no puedo decir por cuánto tiempo, porque es colocarla en el tiempo.
La libertad interior del deseo práctico,
La liberación de la acción y del sufrimiento, la liberación de lo
Y la compulsión externa, aún así rodeado
Por una gracia de los sentidos, una luz blanca quieta y en movimiento,
Erhebung (condición del ser en un estado elevado) sin movimiento,
Sin eliminación, ambas un nuevo mundo
Y lo viejo hizo explícita, entendida
En la realización de su éxtasis parcial,
La resolución de su horror parcial.
Mas, el encadenamiento del pasado y del futuro
Tejido en la debilidad del cuerpo cambiante,
Protege a la humanidad del cielo y de la condenación
Que la carne no puede soportar.
El tiempo pasado y el futuro
Permiten tan sólo un poco de conciencia.
Ser consciente no es estar en el tiempo
Pero sólo en el tiempo puede darse el momento en el jardín de rosas,
El momento en el cenador, donde la lluvia golpea,
En el momento en la iglesia barrida por corrientes en la cascada de humo
Ser recordado; involucrado con el pasado y el futuro.
Sólo mediante el tiempo el tiempo es conquistado.


Hay aquí un lugar de desafección
Tiempo antes y tiempo después
En una tenue luz: ni luz del día
Invistiendo forma con lúcida quietud
Mutando la sombra en transitoria belleza
Con la rotación lenta que sugiere la permanencia
Ni la oscuridad para purificar el alma
Vaciando de lo sensual con la deprivación
Limpiando el afecto de lo temporal.
Ni plenitud ni carencia. Sólo un parpadeo
Sobre las caras tensas conducidas por el tiempo
Distraído de la distracción por la distracción
Repletas de capricho y vacías de significado
Caudalosa apatía sin concentración
Los hombres y los trozos de papel, girando por el viento frío
Que sopla antes y después del tiempo,
Viento dentro y fuera de los pulmones malsanos
Tiempo antes y tiempo después.
Eructos de las almas insanas
Hacia el aires devanescente, las tórpidas
Impulsadas por el viento que barre las colinas sombrías de Londres,
Hampstead y Clerkenwell, Campden y Putney,

Highgate, Primrose y Ludgate. No aquí
No aquí la oscuridad, en este mundo gorgeante.
Desciende más, solo desciende
En el mundo de la soledad perpetua,
Mundo no mundo, pero lo que no es mundo,
la oscuridad interior, la privación
Y la desposesión de toda propiedad,
La desecación del mundo de los sentidos,
Evacuación del mundo de la fantasía,
Inoperancia del mundo del espíritu;
Esta es la vía electa y la alternativa
Es la misma, no en el movimiento
Solo la abstención del movimiento, mientras que el mundo se mueve
En apetencia, en sus formas metalizadas
Del tiempo pasado y el tiempo futuro.


El tiempo y la campana han enterrado al día,
La nube negra lleva aleja al sol.
¿El girasol se dirigirá a nosotros, la clemátide
se retorcerá hacia a nosotros; el zarcillo y la ramita
se engancharán y se aferraran?
Los dedos del tejo se doblaran
Sobre nosotros? Después de que el ala del martín pescador
Haya replicado a la luz, y sea silencio, la luz sigue quieta
En el punto inmóvil del mundo girante.


Las palabras se mueven, se mueve la música
Sólo en el tiempo, nada más que aquello que es viviente
Puede solo morir. Las palabras, después del discurso, alcanzan
El silencio. Sólo por la forma, el patrón,
Pueden las palabras o la música llegar a
La quietud, como un jarrón chino quieto
Se mueve perpetuamente en su quietud.
No la quietud del violín, mientras la nota permanece,
No sólo eso, sino la coexistencia,
O digamos que el fin precede al principio,
Y el final y el principio estuvieron siempre allí
Antes del inicio y después del final.
Y todo es siempre ahora. Palabras se quiebran,
crujen y, a veces rompen, bajo la carga,
Bajo la tensión, resbalan, se deslizan,se estropean ,
Decayendo con la imprecisión, no permaneceran en el lugar,
No permanecerán quietas. Voces gritonas
Regañando, mofando, o simplemente charloteando,
Siempre las asaltan. La Palabra en el desierto
Es la más atacada por las voces de la tentación,
La sombra llorante en el funeral de la danza,
El lamento fuerte de la quimera desconsolada.

El pormenor del patrón es el movimiento,
Al igual que en la figura de las diez escaleras.
El deseo mismo es movimiento
No en sí mismo deseable;
El amor es en sí mismo inmóvil,
Sólo la causa y el fin del movimiento,
Intemporal, e indeseado
Salvo en el aspecto del tiempo
Atrapados en la forma de la limitación
Entre el no-ser y el ser.
Repentinos en un rayo de sol
Aun cuando el polvo se mueve
Se levanta la risa escondida
De los niños en el follaje
Rápido ahora, aquí, ahora y siempre
Ridículo la pérdida de tiempo triste
Estirando antes y después.

4 comentarios:

  1. Hi there
    That's very nice
    But I understand nothing

    Ni en inglé ni en españó.

  2. Un consejo Víctor,aunque no me lo pidas y me esté metiendo donde no me llaman: no coloques poesía "demasiado" larga en la red. El lector se cansa "mucho". Esto hay que estudiarlo con más detenimiento, pero, en poesía, no se deberían superar los 10 versos. En prosa, más de 500 palabras (una página), es también mucho.

  3. Gracias por el consejo Candela, además no me di cuenta y la puse en la página principal. Álvaro: la eliminamos de aquí y la pasamos a otra pestaña?

  4. No, no, no, el sitio es ese, la página principal.